En mi mundo interior | Tengamos más ambisión
459
post-template-default,single,single-post,postid-459,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Tengamos más ambisión

Tengamos más ambisión

Debo comenzar este artículo, pidiendo perdón por el palabro. No es una errata, ni un atentado a la lógica. Es simplemente una estúpida fusión entre ambición y visión, aderezado con el maravilloso acento de mis amadas Islas Canarias. Una especie de trampantojo, pero literario. Les prometo que en mi cerebro, la idea sonaba mejor.

La Rae define la Ambición como “deseo intenso y vehemente de conseguir una cosa difícil de lograr, especialmente riqueza, poder o fama”. Con respecto a la Visión de una empresa, se entiende como “una meta de plazo amplio donde se establece la aspiración sobre los logros y lo que se desea acerca de su estado futuro”. Y ahí nace la ambisión, que se podría definir como “un deseo intenso y vehemente de conseguir los mejores logros posibles para Canarias en el futuro”. Tengo unos colegas que siempre se “vacilan” de mí, llamándome godo, y estoy seguro de que este palabro hará sus delicias y prenderá fuego al chat donde siempre nos despellejamos si es que este artículo cae en sus manos.

Tras este preludio, donde intento poner algo de sentido a la idea, ya entro en detalle: el pasado 28 de abril, se presentaba el “II Informe de situación del plan de Recuperación” a la Comisión General de las Comunidades Autónomas, para explicar los progresos relativos a la economía española en este 2022.

Un informe en la que se detallaban los avances que se han ido produciendo en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en lo que llevamos de año. Como saben, este plan descansa sobre 4 ejes: Transición Ecológica, Transformación Digital, Cohesión social y Territorial e Igualdad de Género; y a su vez se han empleado 10 tipos de política palanca para impulsar el mismo:

  • Agenda Urbana y rural: lucha contra la despoblación y desarrollo de la agricultura (20,7%)
  • Infraestructuras y ecosistemas resilientes (15%)
  • Transición energética justa e inclusiva (9,2%)
  • Una administración para el siglo XXI (6,1%)
  • Modernización y digitalización del ecosistema de nuestras empresas (23,1%)
  • Pacto por la ciencia y la innovación y refuerzo del Sistema Nacional de Salud (6,1%)
  • Educación y conocimiento, formación continua y desarrollo de capacidades (10,5%)
  • Nueva economía de los cuidados y políticas de empleo (7,2%)
  • Impulso de la industrial de la cultura y el deporte (1,2%)
  • Modernización del sistema fiscal para un crecimiento inclusivo y sostenible (0,9%)
    • * (Entre paréntesis, el % de fondos que se destina para cada política en el periodo 2021-2023)

En la intervención al margen de solicitar una mayor cooperación de las CCAA para que la financiación del Plan de Recuperación llegue al tejido productivo, se detallaban una serie de aspectos que me producen un importante desasosiego, y los paso a enumerar a continuación:

  • Tan solo una CCAA (Baleares) tenía un índice de ejecución presupuestaria de las inversiones superior al 25 %, mientras que diez CCAA tenían un índice inferior a un 5 %.
  • Canarias era la CCAA de toda España que menor número de participantes habían optado a las líneas de financiación / subvención (un total de ciento ochenta (180) incluyendo entidades y organismos públicos).
  • Canarias ocupaba la tercera posición por la cola, solo después de Baleares y Murcia, en el número de entidades y organismos públicos que habían optado a líneas de financiación / subvención (ciento treinta (130)).
  • Canarias ocupaba la penúltima posición en cuanto a número de empresas (tan solo treinta (30)) que habían optado a líneas de financiación / subvención.

No son pocas las veces en las que intento hace ver a los representantes políticos, pero también a los empresarios, de las ENORMES oportunidades que hay en torno a los Fondos Next Generation, y también de las innumerables ocasiones en las que las empresas y administraciones del conjunto del país en general, y de Canarias en particular, ni siquiera se planteaban acudir a buscarlas. Como ya explicaba en el artículo “Canarias y el Atlántico”, el último estudio del Fedea (Fundación de Estudios de Economía Aplicada) explicaba que durante el año 2021 solo se habían ejecutado el 27,2 % de los fondos que correspondían a España.

Sin duda, enfrentarse a iniciativas de ámbito europeo, no es una tarea sencilla, ni algo baladí. La presentación de estos proyectos, tanto desde la perspectiva de la administración, como de la empresa, conllevan:

  • Un seguimiento exhaustivo de las convocatorias, monitorizando oportunidades y buscando el “matching” con aquellos proyectos que quieran llevarse a cabo.
  • La redacción y presentación de solicitudes: incluyendo en la gran mayoría de casos, la elaboración de una memoria técnica, recopilación documental, plantillas, cronogramas y otros documentos.
  • En una última fase, apoyo en la gestión y justificación de proyectos.

Como bien sabemos, uno de los grandes problemas a los que se enfrenta la Administración es por un lado a la falta de personal especializado para la gestión de este tipo de proyectos, y por otro lado a las dificultades propias que han surgido a raíz de la aprobación de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, y la rigidez procedimental que eso ha provocado.

Con respecto a las empresas, es bastante probable que hayan optado por no acudir a estas convocatorias por falta de conocimiento, o por el miedo a las enormes barreras que este tipo de convocatorias suelen establecer.

Y es ahí, en este punto, donde hago un llamamiento tanto a empresas como a representantes de lo público, para que aumenten su nivel de “ambisión” y adopten medidas correctoras que posibiliten que Canarias deje de estar a la cola del aprovechamiento de las oportunidades que surgen a raíz de los Fondos Next Generation. Y que confíen más en aquellos que están especializados en estos temas.

Sin duda hay indicios de brotes verdes, y lugar para la esperanza. Hace poco me despertaba con la noticia del del anuncio de una importante licitación para la creación de una oficina de captación de fondos europeos que recientemente lanzaba un gran Ayuntamiento de las Islas Canarias. Espero que pronto vayamos viendo otras señales de otras administraciones, y que entre todos aprovechemos de la mejor manera posible esta enorme palanca transformadora que puede suponer el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, aprobado por la Comisión Europea el 13 de julio de 2021.

 

 

No Comments

Post A Comment

Si quieres... puedes seguirme en las redes sociales