En mi mundo interior | Los Vástagos de la Osadía.
369
post-template-default,single,single-post,postid-369,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Los Vástagos de la Osadía.

Los Vástagos de la Osadía.

¿Será que la vida no es suficientemente compleja? ¿Acaso no hay problemas que escapan a nuestro control, y nos hacen estar ajenos a descubrir qué deparará el destino? ¿Alguien en su sano juicio puede afirmar sin ánimo de equivocarse que este regalo que es vivir sea sencillo?

En la mitología griega, las Moiras (en griego antiguo Μοῖραι, ‘repartidoras’) eran las personificaciones del destino. Supongamos que a lo compleja que ya es de por sí la vida,  le añadimos un obstáculo adicional; que las Moiras, en sus aleatorios designios, tuvieran la “feliz ocurrencia” de asignarnos una nueva dificultad, otorgándonos una característica especial que nos hiciera pertenecer al exclusivo club de los elegidos y formar parte del elenco de los Vástagos de la Osadía.

Pero… quienes son los Vástagos de la Osadía: son un grupo de temerarios que se enfrentan cada día a la vida con la mejor de sus sonrisas, un elenco compuesto por millones de personas cada uno de ellos con un “superpoder” especial y que habitualmente son olvidados por la gran mayoría. No son pocos las disyuntivas a los que cada día deben sobreponerse: los hay que tienen dificultades para expresarse, otros de aprendizaje, otros para moverse; los hay que no pueden ver, oír o hablar; hay otros que deben ayudarse de elementos electrónicos para poder establecer cualquier tipo de conversación, o para simplemente incorporarse; algunos de ellos precisan de manera continua de un asistente, a su lado, para que les ayude en lo más básico, y todos ellos tienen algo en común: se enfrentan cara a cara con la vida y buscan el modo de sobreponerse a sus dificultades para poder tener la mejor existencia posible.

Pero hay más, hay mucho más. Una cosa son los escollos con los que les toca lidiar cada día ( que recordemos fueron adjudicadas aleatoriamente por las Moiras ) y otra las que les hacemos padecer por la falta de sensibilidad de la sociedad. Es momento de decir BASTA, y de que haya un compromiso firme de todos y cada uno de los seres humanos que habitan este planeta, para que podamos vivir de una vez por todas en una sociedad inclusiva, donde desaparezcan absolutamente TODAS las barreras, porque debemos recordar que en un momento u otro, todos podemos convertirnos o formar parte del admirable grupo de superhéroes que conforman los “Vástagos de la Osadía”.

#hoynoperderé

No Comments

Post A Comment

Si quieres... puedes seguirme en las redes sociales