En mi mundo interior | Los pájaros de la mañana
81
post-template-default,single,single-post,postid-81,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Los pájaros de la mañana

Los pájaros de la mañana

Siempre he querido ser un pájaro. Uno de esos que saben cantar. Despertarse antes de que el sol salga, y alegrar la mañana. Ponerse sobre sus patitas, en la rama de un árbol, y contento, sin preocupaciones, cantar y silbar. Qué bonito trabajo debe ser alegrar la vida de la gente. Y además, sin pedir nada a cambio. Sólo necesitan una rama, un rayo de sol que apunte en el alba, y a empezar a hacer lo que mejor saben: Cantar.  

Lo malo es que a lo largo del día, dejan de hacerlo. Será que el ruido de los coches y de la civilización los asusta, y se pasan el resto del tiempo buscando un lugar sin estruendos, donde poder seguir haciendo su trabajo. ¿Dónde se meterán? ¿ Por qué no pararemos un rato de circular con nuestros coches, motos y camiones, para dejar que se expresen? ¿ O será que en realidad su trabajo es sólo por las mañanas? Y si es así, ¿El resto del día qué hacen? ¿ O dónde carajo se meten? Yo quiero saberlo, para poder sentir amanecer cada día. Sería genial levantarse a las 2 de la tarde, y que estuvieran ahí, recibiéndote con su alegre piar. O acostarse uno a echar la siesta, a las 5, y un rato después cuando te incorporas, escucharlos a través de la ventana. Yo creo que eso sólo pasa en las películas o en el bosque. Igual es cuestión de ir a vivir a uno…

No Comments

Post A Comment

Si quieres... puedes seguirme en las redes sociales